Latinoamérica apuesta por nuevas formas de energía

18 Junio 2018

En las fuentes primarias de energía y la matriz de fuentes energéticas prevalecen las de origen fósil, las que superan el 80%. Actualmente se producen a nivel mundial unos 12.000 millones de toneladas equivalentes de petróleo de energía, es decir 218 millones de barriles de petróleo, de los cuales el 81% se obtienen del carbón, del petróleo y el gas natural.

Estas cifras y el impacto que este tipo de energía tienen en el medio ambiente han generado una reconversión en la matriz, principalmente por la reconfiguración del mercado energético y el Acuerdo de París contra el Cambio Climático (COP21), además de los llamados Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS/2015). A esto se suman el objetivo 7 de los ODS como meta para 2030 donde se busca que la energía sea asequible y no contaminante, con lo cual se le abre un espacio enorme al desarrollo de las energías renovables y limpias.

Latinoamérica no se queda atrás y la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, afirmó sobre Latinoamérica que "las inversiones en energías renovables y en otros proyectos medioambientales están en la base de la propuesta de la CEPAL de potenciar el desarrollo de la región con un gran impulso medioambiental, para avanzar hacia un patrón de producción, energía y consumo bajos en carbón".

Este cambio global es una realidad y pretende descarbonizar la economía al mayor ritmo posible. Por esto, en el marco de la COP23 un grupo de 20 países, encabezados, por Canadá, Holanda, Portugal, Italia, Francia, Reino Unido y Chile, conformaron la Alianza para el abandono total del carbón.

Fuente: elpais